Todo lo que necesitas saber sobre el Real Decreto 939/2005 de 29 de Jul: El Reglamento General de Recaudación explicado al detalle

¡Bienvenidos a Catálogo Legal! En este artículo vamos a profundizar en el Real Decreto 939/2005 de 29 de Julio, también conocido como el Reglamento General de Recaudación. Descubre las claves y consecuencias de esta normativa fundamental en el ámbito de la gestión tributaria. ¡No te lo pierdas!

Encuentra el abogado que necesitas

El Real Decreto 939/2005: Todo lo que debes saber sobre el Reglamento General de Recaudación

El Real Decreto 939/2005: Todo lo que debes saber sobre el Reglamento General de Recaudación en el contexto de Legal.

El Real Decreto 939/2005 es un conjunto de normas que regula el procedimiento de recaudación de deudas tributarias y no tributarias en el ámbito de la Administración General del Estado. Este reglamento tiene como objetivo establecer las reglas y garantías para el cobro efectivo de los tributos y otras deudas públicas.

Una de las principales características de este reglamento es que establece un sistema de gestión unificado para la recaudación, lo cual significa que se aplicará de forma homogénea en todo el territorio español. Además, también regula aspectos como el embargo de bienes y derechos, la suspensión de la ejecución de deudas y los aplazamientos y fraccionamientos de pago.

En cuanto al procedimiento de recaudación, el reglamento establece las diferentes fases por las que pasa una deuda desde que se inicia el procedimiento hasta su cobro. Además, también se especifican las notificaciones y requerimientos que deben realizarse, los plazos de pago, las garantías que pueden exigirse y los recursos disponibles para los deudores.

Otra cuestión importante que regula este reglamento es el régimen sancionador en materia de recaudación. Establece las infracciones y sanciones que pueden imponerse a los deudores en caso de incumplimiento de sus obligaciones fiscales.

En resumen, el Real Decreto 939/2005 es un reglamento fundamental en el ámbito de la recaudación de deudas tributarias y no tributarias. Establece las reglas y garantías para el cobro efectivo de las deudas, así como los procedimientos a seguir en caso de incumplimiento. Es importante conocer este reglamento para tener claridad sobre nuestros derechos y obligaciones en materia de recaudación.

¿En qué artículo del Reglamento General de la Renta Gravable se encuentra la regulación sobre el embargo de valores?

El artículo del Reglamento General de la Renta Gravable que regula el embargo de valores es el **Artículo 97**. En este artículo se establecen las disposiciones relacionadas con el embargo de acciones, bonos u otros valores emitidos por sociedades anónimas o entidades similares.

Dentro de dicho artículo, se establecen los procedimientos a seguir para llevar a cabo el embargo de valores, así como las condiciones y requisitos que deben cumplirse para realizarlo legalmente. Además, se menciona la obligación de las sociedades emisoras de valores de cooperar con las autoridades judiciales en el proceso de embargo.

Es importante destacar que, según lo dispuesto en el artículo 97 del Reglamento General de la Renta Gravable, el embargo de valores debe hacerse efectivo a través de la entidad encargada de la custodia de dichos valores o mediante el bloqueo de las cuentas de los titulares de los mismos.

En conclusión, el **Artículo 97** del Reglamento General de la Renta Gravable contiene la regulación específica sobre el embargo de valores, estableciendo los procedimientos y requisitos necesarios para llevar a cabo esta acción legalmente.

¿Cuál es el Real Decreto que aprueba el Reglamento general de recaudación?

El Real Decreto que aprueba el Reglamento General de Recaudación es el **Real Decreto 939/2005**, de 29 de julio. Este reglamento establece las normas y procedimientos para la gestión, liquidación y recaudación de los ingresos de carácter público, así como las garantías y derechos de los obligados tributarios en el ámbito de la Administración Tributaria del Estado.

Entre las principales disposiciones que establece este reglamento, destacan:

– **Procedimientos de recaudación**: se establecen los procedimientos para la recaudación de los distintos tipos de ingresos públicos, como los tributos, las deudas no tributarias o los reintegros de subvenciones, entre otros.

– **Actuaciones de la Administración Tributaria**: se regulan las actuaciones que puede llevar a cabo la Administración para la gestión, liquidación y recaudación de los ingresos públicos, como las notificaciones, embargos, requerimientos de pago, etc.

– **Garantías y derechos de los obligados tributarios**: se establecen los derechos de los contribuyentes durante el procedimiento de recaudación, como el derecho a información, a formular alegaciones o recursos, a fraccionar el pago de las deudas, etc. Asimismo, se establecen las garantías que se aplicarán en caso de embargo, como el principio de proporcionalidad.

Es importante destacar que el Real Decreto 939/2005 ha sido modificado en varias ocasiones desde su promulgación inicial, por lo que es recomendable consultar las últimas modificaciones actualizadas para conocer la normativa vigente en cada momento.

¿En qué artículo del Reglamento General de Recaudación se encuentran regulados los medios de pago de las deudas tributarias?

Los medios de pago de las deudas tributarias se encuentran regulados en el artículo 62 del Reglamento General de Recaudación (**RG**) [artículo 62 RG]. Este artículo establece que las deudas podrán ser satisfechas mediante los siguientes medios de pago:

1. **Domiciliación bancaria**: El contribuyente podrá autorizar la domiciliación de los pagos en su cuenta bancaria, lo que permitirá realizar los cargos correspondientes de forma automática.
2. **Pago en efectivo**: Se permite el pago en efectivo en las oficinas habilitadas para ello, respetando los límites establecidos por la normativa vigente.
3. **Pago mediante tarjeta de crédito o débito**: Los contribuyentes podrán realizar el pago de sus deudas tributarias utilizando tarjetas de crédito o débito, siempre y cuando se cumplan las condiciones establecidas por la Administración Tributaria.
4. **Pago por transferencia bancaria**: Los pagos podrán realizarse mediante transferencia bancaria, cumpliendo con los requisitos establecidos por la normativa al respecto.
5. **Compensación**: En determinados casos y condiciones, las deudas tributarias podrán ser compensadas con créditos reconocidos a favor del contribuyente.
6. **Consignación**: Cuando existan dudas sobre la procedencia o cuantía de la deuda, el contribuyente podrá consignar la cantidad correspondiente ante la Administración Tributaria hasta que se resuelva dicha controversia.
7. **Otros medios de pago**: Además de los mencionados anteriormente, la Administración Tributaria podría habilitar otros medios de pago conforme a la normativa vigente.

Es importante tener en cuenta que cada Administración Tributaria puede establecer sus propios procedimientos y condiciones para el uso de estos medios de pago, por lo que se recomienda consultar la normativa específica de cada entidad.

¿Cuáles serán las repercusiones para el depositario de bienes embargados si no cumple con sus obligaciones?

El depositario de bienes embargados tiene la responsabilidad legal de custodiar y administrar correctamente los bienes que han sido embargados por un tribunal o autoridad competente. Si el depositario no cumple con sus obligaciones, puede enfrentar diversas repercusiones legales.

En primer lugar, el depositario puede ser objeto de una demanda civil por parte del titular del bien embargado, quien puede reclamar daños y perjuicios por cualquier pérdida o deterioro sufrido como consecuencia de la negligencia o mal manejo de los bienes.

Además, el depositario puede ser destituido de su cargo y reemplazado por otro responsable, designado por el tribunal o autoridad competente. Esta destitución puede venir acompañada de sanciones económicas y la obligación de pagar los gastos derivados de la designación y remoción del nuevo depositario.

En casos extremos de negligencia grave o malversación de los bienes embargados, el depositario puede incluso enfrentar cargos penales y ser procesado por un delito. En estos casos, las sanciones pueden incluir pena de prisión, multas e inhabilitación para ejercer cargos similares en el futuro.

Es importante destacar que el depositario debe mantener un registro detallado de todas las acciones tomadas en relación con los bienes embargados, así como presentar informes periódicos a la autoridad competente. El incumplimiento de esta obligación también puede ser motivo de sanciones adicionales.

En resumen, las repercusiones para el depositario de bienes embargados que no cumple con sus obligaciones pueden ser tanto civiles como penales. Estas repercusiones pueden incluir demandas por daños y perjuicios, destitución del cargo, sanciones económicas, pérdida de la libertad y prohibición de ejercer cargos similares en el futuro. Por lo tanto, es fundamental que el depositario cumpla cabalmente con sus responsabilidades legales para evitar estas consecuencias.

Preguntas Frecuentes

¿Cuáles son las principales características del Real Decreto 939/2005 de 29 de Julio (Reglamento General de Recaudación) en relación a los procedimientos de recaudación de deudas tributarias?

El Real Decreto 939/2005 de 29 de Julio, conocido como el Reglamento General de Recaudación, establece las normas y procedimientos para la recaudación de deudas tributarias en España. Algunas de las principales características de este reglamento son:

1. Principios de eficacia y celeridad: El reglamento busca garantizar una gestión eficiente y ágil de la recaudación de las deudas tributarias, con el objetivo de obtener los recursos necesarios para el sostenimiento de los gastos públicos.

2. Procedimientos de apremio: El reglamento establece los procedimientos de apremio para la recaudación de las deudas tributarias. Estos procedimientos incluyen diversas actuaciones administrativas como embargos, requerimientos de pago, notificaciones, entre otros.

3. Garantías del obligado tributario: El reglamento también establece una serie de garantías y derechos para el obligado tributario, con el fin de proteger sus intereses y evitar posibles abusos por parte de la Administración Tributaria. Entre estas garantías se encuentra el derecho a formular alegaciones, presentar recursos y solicitar aplazamientos o fraccionamientos del pago.

4. Colaboración con otras administraciones: El reglamento establece la necesidad de colaboración entre la Administración Tributaria y otras administraciones, tanto nacionales como extranjeras, para facilitar la recaudación de las deudas tributarias.

5. Medios de pago: El reglamento establece los medios de pago aceptados para la satisfacción de las deudas tributarias, tales como efectivo, transferencias bancarias, cheques o tarjetas de crédito.

Estas son algunas de las principales características del Real Decreto 939/2005 en relación a los procedimientos de recaudación de deudas tributarias. Es importante tener en cuenta que este resumen es general y puede haber particularidades y especificidades en cada caso concreto. Por tanto, se recomienda consultar el reglamento completo y/o solicitar asesoramiento profesional para obtener información más detallada y precisa.

¿Qué tipos de recursos y reclamaciones se pueden interponer ante la Administración Tributaria en el marco del Reglamento General de Recaudación?

Dentro del marco del Reglamento General de Recaudación, se pueden interponer diferentes recursos y reclamaciones ante la Administración Tributaria. Estas acciones permiten a los contribuyentes defender sus derechos y objetar las decisiones tomadas por la Administración en relación con la recaudación de impuestos.

Recursos de reposición: Los contribuyentes pueden interponer un recurso de reposición ante el propio órgano que dictó el acto impugnado. Este recurso tiene por objeto solicitar la revisión del acto administrativo y obtener su anulación o modificación.

Reclamaciones económico-administrativas: En caso de no estar conforme con la resolución del recurso de reposición, los contribuyentes pueden interponer una reclamación económico-administrativa ante el Tribunal Económico-Administrativo correspondiente. Esta reclamación tiene como finalidad obtener la anulación o modificación de los actos impugnados.

Recursos de alzada: En algunos casos, los contribuyentes pueden interponer un recurso de alzada ante el superior jerárquico del órgano que dictó el acto impugnado. Este recurso busca obtener la revisión del acto administrativo y su anulación o modificación.

Reclamaciones ante el Tribunal Constitucional: Cuando se considera que una norma jurídica vulnera los derechos fundamentales, se puede interponer una reclamación ante el Tribunal Constitucional, solicitando su inconstitucionalidad.

Estos son algunos de los recursos y reclamaciones más comunes que se pueden utilizar en el marco del Reglamento General de Recaudación. Cabe destacar que es importante contar con asesoramiento legal especializado para identificar la mejor estrategia a seguir y asegurar el cumplimiento de los plazos establecidos.

¿Cuál es el plazo para presentar el pago del ingreso de deudas tributarias en el contexto del Reglamento General de Recaudación?

En el contexto del Reglamento General de Recaudación, el plazo para presentar el pago del ingreso de deudas tributarias se establece de la siguiente manera: el ingreso deberá realizarse en el plazo de un mes desde la fecha de notificación del acto administrativo de liquidación o de la resolución que pone fin al procedimiento de comprobación o investigación.

Es importante destacar que este plazo puede ser ampliado por acuerdo entre el obligado al pago y la Administración Tributaria, siempre y cuando se realice antes de que finalice el plazo inicial. En caso de no realizarse el pago en plazo, se generarán los correspondientes intereses de demora y podrán iniciarse los procedimientos de apremio para su cobro.

Es fundamental cumplir con el plazo establecido para evitar consecuencias legales y sanciones económicas adicionales. En caso de dudas o necesidad de más información, es recomendable consultar con un profesional especializado en asuntos tributarios o acudir a la Administración Tributaria correspondiente.

Acerca del autor

Beatriz Díaz Beltrán es abogada especializada en derecho de familia, actualmente presta sus servicios en la Comunidad de Madrid. Es colaboradora habitual de la plataforma web Catalogo Legal

Deja un comentario